miércoles, 18 de abril de 2018

el buen tiempo es una gozada y las buenas sensaciones muchas gozadas juntas



Ya llega el buen tiempo y me encanta poder coger la bicicleta cuando deja de llover. La bicicleta me permite desplazarme sin sentir dolor y es uno de mis mayores placeres. 

Algunos amigos diagnosticados que conozco lo pasan mal en los meses de frío y mal tiempo. Yo tuve la suerte de que nunca me afectaron las estaciones del año. Yo sufría las depresiones en cualquier mes del año. Recuerdo haber sufrido una manía y hacía buen tiempo. También recuerdo sentir las sensaciones previas a la psicosis en los meses que comienza a salir el sol. Sin embargo, estoy tranquilo porque estoy durmiendo cada día mejor.

Este año hemos comenzado con un grupo público llamado Esperanza Bipolar en Facebook. Años después de haberme dedicado a mis libros sobre el trastorno bipolar, vuelvo a mi actividad en redes sociales. Sentirme bien me permite hacer mejor las cosas. He aprendido a no estresarme y este gran cambio también me permite hacer más cosas. Después de veinte años he alcanzado un punto que nunca soñé que alcanzaría. Me siento muy afortunado y agradecido a la vida.

sábado, 7 de abril de 2018

no siento riesgos de sufrir los síntomas del trastorno bipolar



De vez en cuando, me gusta coger una hoja en blanco y pensar escribiendo en ella. La última vez que lo hice escribí la palabra "riesgos?", y para mi propia sorpresa no supe escribir ninguno. Es la primera vez que me pasa, y tiene mucho que ver con cómo me siento.

Durante años pensé en mis limitaciones. Pensaba en ellas porque las sentía en mi cuerpo en forma de malestar. Enfados, estrés o conflictos con otras personas cercanas. Después de un año 2017 en blanco y sin ninguna sensación de malestar, este año promete. Me siento capaz de hacer más cosas y mejor. Ya he empezado a hacerlas y me sorprende en positivo darme cuenta de que puedo hacer cosas que no podía hacer antes sin hacerme daño. Antes me tenía que pensar dos veces decisiones porque sabía que me podía estresar, ahora las hago porque he comprobado que no me estresan.

Sé que lo que he aprendido funciona porque lo siento en mi cuerpo. Pienso mucho menos que antes, y eso creo que es una muy buena señal en una persona como yo que se encuentra en un momento en que siente mejor que nunca. He escrito este comentario para mostrártelo y celebrarlo contigo. :))