viernes, 15 de septiembre de 2017

la química de las personas



Te he hablado de tantas cosas en este blog sobre el trastorno bipolar que corro el riesgo de convertirme en un abuelo que siempre cuenta la misma batallita. Como me gustaría seguir aportando valor, hoy te hablaré del mayor cambio que he sentido este año. Antes andaba muy precavido porque todavía tenía sensaciones que me recordaban mi fragilidad al estrés. Sin embargo, he perdido el miedo a algunas cosas gracias a lo último que he aprendido, y eso me hace sentir más tranquilo.

Explicar cómo he perdido el miedo no es sencillo. Alguna forma de afrontar las reuniones de Esperanza Bipolar me sobrecargaba demasiado. Tuve que darme cuenta de lo que hacía y el efecto que tenía en mi mente para poder empezar a cambiar la manera en que lo hacía. Estimularme intelectualmente me hacía daño y he tenido que escuchar de otra manera a los demás. LLegué a un punto en el que pensaba más de la cuenta. Además lo hacía mucho tiempo después de haber escuchado a alguien contarme algo. Lo hice durante años y en parte me alegro porque muchas cosas importantes que he aprendido sobre el trastorno bipolar tienen su origen en una atención muy focalizada y las reflexiones posteriores. Hace un tiempo que he dejado de hacerlo y vuelvo mucho más relajado a casa. Soy capaz de desconectar en menos tiempo que antes y puedo fijar mi atención en la televisión o cualquier otra cosa. La capacidad de desenganchar el pensamiento para fijar la atención en el exterior es la mayor fortaleza que puedes cultivar para vivir alejado de los síntomas. Yo estoy en período de aprendizaje y he logrado un avance importante que me permite hacer todo sintiéndome mejor. De rebote, puedo hacer un poco más sin poner en riesgo mi salud.

Hace seis meses, me cuidaba mucho de no hacer ciertas cosas porque veía riesgos. Ahora estoy empezando a sentirme más seguro después de haber superado algunas situaciones que antes me hubieran desestabilizado. He colaborado para poner en contacto a personas de Argentina y España a través de grupos de Whattsapp y mi primera experiencia en uno de ellos está siendo muy positiva. Estoy muy convencido del gran poder de las pequeñas cosas porque durante los últimos años he visto progresos sorprendentes en personas gracias a algo aparentemente "sencillo". Cada vez creo más en la química de las personas. Natural y sin contraindicaciones. Me ha bastado con crear las condiciones para que el intercambio sea positivo y siempre con la intención de que todos salgan ganando. Cuanto más veo, más creo en lo que hago.

6 comentarios:

  1. Hola, a mi me cuesta dejar de darle vueltas a eso que me han contado, o que me ha sucedido, ese pegarse en el tema definitivamente no es saludable... pero si he notado que en este año medicada he logrado avanzar en algo.
    También noté que debo evitar ciertas circunstancias que pueden gatillar algo, y si lo logran no darles mucha ventaja, opto por expresarlo que pasa, e incluso me agrada saber que he podido pensar y sentir que si me quedo pegado en el tema va a escalar, así que me digo a mí mismo: o sigues pegado y dando paso a lo que puede generar un estallido, o lo dejas pasar de largo y empiezas a dejarlo de lado...
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso suena a un gran avance. Me alegro por ti.

      Eliminar
  2. hola, me gustaría que me recomendaras una lectura, soy un joven de 30 años con trastorno bipolar, he pasado ya por 3 crisis psicóticas y estoy en una depresion ahora mismo de la que siento que no me saca ni dios, no se que hacer y estoy muy preocupado por mi falta de concentración, siento que mi inteligencia se me esfumo, y me cuesta hasta mantener cualquier tipo de conversación con cualquier persona, no me salen las palabras, el nivel de inseguridad que siento en mi mismo es de otro mundo, recomienda que hacer ya que hoy he entrado por primera vez en tu blog y leyendo tus publicaciones me puedo dar cuenta de que eres una persona demasiado tranquila y feliz por lo que puedo percibir, me gustaría que me dieras algún consejo porque estoy perdiendo la paciencia, gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Suzett, cualquier lectura puede ser buena para ti ahora mismo. De hecho, te recomiendo que empieces a leer lo que sea cuanto antes y todos los días. Si me dices, con qué propósito quieres leer puedo recomendarte un libro concreto. Un saludo y gracias por escribir.

      Eliminar
  3. Jolín Alberto, que esfuerzo de reflexión, también para mí riesgo has corrido para llegar a tener las cosas tan claras.

    Tus palabras:..."La capacidad de desenganchar el pensamiento para fijar la atención en el exterior es la mayor fortaleza que puedes cultivar para vivir alejado de los síntomas"...

    Gracias por tu esfuerzo y por compartirlo, para mí son recursos importantes para mantenerme alejada de los síntomas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me ha costado llegar a esa conclusión porque he tenido que ser muy consciente de lo que me pasaba y me hacía daño. Me alegro de que te ayude, Ilarra.

      Eliminar