viernes, 23 de junio de 2017

una situación difícil que todavía no sé cómo resolver



Una persona que aprecio mucho ha pasado tres semanas en el hospital. El otro día hablando con él por teléfono lloré por dentro. Haber aprendido tanto me ha ayudado mucho más a mí que lo que puede ayudar a los demás. Soy muy consciente pero me cuesta aceptar que hay cosas que no puedo evitar. Cuando tengo la oportunidad de decirle algo importante a alguien, ya no me callo. En la última reunión de Esperanza Bipolar de esta semana, le comenté a una persona la manera en que yo he aprendido a evitar caer en la psicosis. Sé que es efectiva porque la he probado en mi propio cuerpo y mi salud ya no depende tanto de lo que me rodea. No vivo blindado ni estoy más atento de lo que está una persona cualquiera en su vida diaria. He pasado la prueba más difícil hasta ahora y seguiré intentando ayudar a otros mientras pueda hacerlo.

Si las reacciones de nuestro cuerpo fuesen previsibles, no pasaría lo que pasa. Yo tengo muchas claves que me guían y estoy convencido de que son claves que pueden ayudar a cualquiera. Si no fuese así, no llevaría ocho años escribiendo en este blog ni hubiera empezado a grabar vídeos para el canal de Youtube de Esperanza Bipolar. Tampoco seguiría reuniendo a personas en Bilbao ni seguiría escribiendo libros sobre el trastorno bipolar. Hay días que escucho cosas que dicen algunos psiquiatras que ya ni me molestan. Se trata de una buena señal de salud, sigo mejorando día a día. Si algunos psiquiatras hablaran menos e hicieran mejor su trabajo, la salud de sus pacientes mejoraría de manera radical. Cada día estoy más convencido de que gran parte de ellos tienen pocas posibilidades de mejorar la salud de muchas personas diagnosticadas con trastorno bipolar. Viven en una ilusión que se refleja en unas estadísticas muy mejorables. Su trabajo no es fácil. La salud mental requiere muchas habilidades de las que carecen muchos. Si la mayoría cuidara los detalles en su atención y su forma de trabajar, muchas personas mejorarían. Yo es lo que hago cuando me relaciono con personas con trastorno bipolar, y lo logro con la mayoría.

Antes me hacía tanto daño mi propia mediocridad que cuando la superé apareció un nuevo problema: no soportaba la mediocridad de los demás. Un día me di cuenta de algo importante. Si yo no era responsable de ser un ingeniero mediocre, los psiquiatras mediocres tampoco lo son. También me he dado cuenta que ser mediocre es lo normal. El problema es cuando uno sufre por ser normal. Yo quise ser excepcional en lo que hacía antes y no lo logré. Mis resultados ahora son bastante excepcionales y me siento muy bien. Hay cosas que son muy difíciles de cambiar en uno. Deben estar escritas en esa complicada espiral que obsesiona a los científicos. Mientras sigan buscando en el cajón equivocado, las cosas no cambiarán. Se acercan meses de descanso que voy a disfrutar al máximo.




4 comentarios:

  1. Hola Alberto,

    Te escribo para contarte que queremos hacer un reconocimiento a los mejores blogs de personas que han sido diagnosticados con trastorno bipolar y que a través de sus experiencias e información en su blog, son tanto un apoyo para otros que también padecen la enfermedad y así mismo son una referencia para romper con el estigma que se tiene con la bipolaridad en la sociedad. Es por eso que hemos decidido publicar un artículo haciendo un reconocimiento a los mejores 10 blogs de bipolaridad y te quería contar que estas en ella.

    Te agradecería si te pudieras poner en contacto conmigo. Mi mail es cangrejo@mytherapyapp.com

    Saludos del Equipo de MyTherapy

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te agradezco tu interés. El reconocimiento no me interesa, mi principal interés está en el conocimiento. Es el motivo por el que hago lo que hago, y lo seguiré haciendo durante mucho tiempo. Un saludo cordial.

      Eliminar
  2. Alberto soy amelia.. Como me comunico con usted?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como lo has hecho, a través de este blog, Amelia.

      Eliminar