miércoles, 17 de mayo de 2017

mi ilusión se mantiene y supera a mi ilusión vital antes de sufrir el trastorno bipolar


Hace mucho tiempo fui perdiendo la ilusión día a día hasta caer en una depresión. Me recuperé de ella y volví a mi vida de siempre pero no acabé de encontrar aquello que me hiciera levantarme todas las mañanas con ilusión. Hubo temporadas en las que hacía mi trabajo sin mayores problemas, pero ahora que conozco lo que es la motivación y la ilusión, nunca antes la había sentido a diario como ahora.

Padecí los síntomas del trastorno bipolar durante más de ocho años y también tuve momentos de estabilidad. Había algo que me obsesionaba porque no acababa de encontrar mi sitio en el mundo de la empresa. Recuerdo que en mis últimos años me dediqué a hacer cosas muy diferentes para mantenerme vivo, pero siempre acababa en una especie de callejón sin salida. Eso era antes. Desde hace ocho años es justamente lo contrario. Me levanto por la mañana con ilusión porque todo lo que me espera me gusta y me motiva. Desde que me acuesto hasta que me levanto. Ando todos los días por la mañana y por la tarde. Disfruto aprendiendo y disfruto con mi dedicación a las personas que sufren todavía el trastorno bipolar. Cada vez somos más los que nos reunimos y ya cuento con ayuda de otras dos personas para moderar nuevos grupos. Me imaginaba que iba a suceder así. Y si la situación todavía es manejable, se debe a que la mayoría de los que vienen se recuperan y empiezan a hacer su vida. Pocas personas vienen a las reuniones si no es por necesidad. Me sorprende haber visto personas que han pasado de babear a dar clases particulares de alemán. Otras que han pasado de ser muros de silencio a empezar a hablar y sonreír. Algunas que conocí acababan de salir del hospital y, entre ellas, hay quien está trabajando y estudiando al mismo tiempo. No quiero pintar el cuadro de color de rosa pero estoy convencido de que sin Esperanza Bipolar para muchos no hubiera sido posible. 

Voy a estar bastante ocupado en los próximos años pero no dejaré de escribir en este blog. Los comentarios de los últimos años son interesantes y me encantaría que dejaras hoy aquí el tuyo con tu experiencia. Sea rosa, amarillo o gris. Sé muy bien lo que todavía significa el trastorno bipolar para muchos y por este motivo continúo con mi dedicación. 

8 comentarios:

  1. Muy lindo tu escrito me deja una sensación positiva me inspira esperanza justamente como el trasfondo del texto espero q siga todo lindo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te deseo lo mismo, Andrea. Gracias por escribir y cuídate mucho.

      Eliminar
  2. well...esta primavera me he vuelto a adentrar en esa zona tan desconocida, el inconsciente, como quien cae en un pozo, sin previo aviso...
    es de esta manera como se presenta la bipolaridad las últimas veces, un mundo caleidoscópico simbólico en el que los delirios protagonizan una realidad imposible...vivir de esta manera el trastorno me sumerge en un mundo imposible de cotejar ante el que sucumbo sin perder la compostura....la manía se traduce en un endiosamiento en el que creo ser el responsable de cuanto sucede en mi derredor o aparece...la angustia adquiere una solidez de tal calibre que basta un breve contacto con ella para pensar que podría llenar el pantano con mis lágrimas...la paranoia tan brutal que me engulle por entero....sin embargo aparecen luces y señales y uno desbarata la colosal paranoia desde la búsqueda y encuentro con la belleza y frente a la sicosis uno apuesta por la bondad como cimiento de curación
    es complicado resumir un brote bipolar mixto con sintomatología psicótica y dar un vislumbre de él, más aún cuando otros navegan dentro de una realidad plausible entre la manía pura y la depresión, sin embargo éste ha sido mi modo de vivir la bipolaridad, ésta la caja de Pandora que me entregó la vida y que destapé pensando que era el mayor bien concedido desatando horrores difíciles de imaginar.
    Llevo unos veinte años soportando sus embates...y qué!...es lo que hay. Los sufro y los disfruto. Conozco sus artimañas y la manera de no entregarme por entero ni a la manía, ni a la depresión. En cuanto a lo de psicótico que hay en ello, jamás ha supuesto la más mínima amenaza para el que me rodea, tan sólo un colosal extravío en el mundo conceptual, donde se entremezclan laboriosamente mis creencias, mis lecturas, las películas, los anuncios, lo que dicen los demás, etc...es decir todo mi mundo, el mundo al otro lado del espejo, donde hasta la experiencia paranormal parece darse cita.
    Un mundo mágico embriagador y angustioso que merece ser vivido, cuando le poda a uno de tantas y tantas tonterías vitales.
    Eres bipolar?. No, no soy bipolar. Soy persona.
    Aún así dedicaré un poema de alguien que también las pasó muy putas. Dice así:

    INVICTUS

    Más allá de la noche que me cubre,
    negra como el abismo insondable,
    agradezco a los dioses si existen,
    por mi alma incosquitable.
    Caído en las garras de de la
    circunstancia
    nadie me vio llorar ni pestañear.
    Bajo los golpes del destino
    mi cabeza está ensangrentada,
    pero erguida.
    Más allá de este lugar de ira y llantos,
    frecuenta el horror de la sombra,
    aun así la amenaza de los años
    me encuentra y me encontrará
    sin miedo.
    No importa cuán estrecho sea el portal,
    cuán cargada de castigos la sentencia,
    soy el dueño de mi destino:
    soy el capitán de mi alma.

    WILLIAM ERNEST HENLEY

    (y ahora mi libre adaptación)

    Más allá del cielo que me cubre,
    oscuro y radiante como un abismo insondable,
    agradezco a los Dioses, a todos ellos,
    la existencia que han consentido conmigo.
    Caído en las garras del desatino
    todos me han visto frágil y extraviado.
    Bajo los golpes del destino
    mi cabeza está herida, pero erguida.
    Más allá de este paisaje de dolor,
    frecuenta el horror de la locura,
    aún así el transcurso de los años
    me encuentra y me encontrará
    tranquilo y a la espera.
    No importa cuánto más he de sufrir,
    cuántos más temporales padecer,
    al fin sé que soy el dueño de mis tormentos
    y por ende, el capitán de la nave,
    con la que surcar las encabritadas olas del destino.



    Dedicado especialmente al autor del blog y a cuantas personas acuden a él.
    Salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El mundo simbólico es muy peligroso, aléjate de él si quieres mantenerte alejado de los delirios. Es un camino de no retorno.

      Eliminar
  3. Hola!Acabo de descubrir tu blog y me encantó, es motivante y esperanzador, a diferencia de otros blog que también se refieren a la condición de ser bipolar y que más que animarte muchas veces terminan deprimiendote (ojo que no estoy diciendo que estos últimos sean buenos ni malos...solo son)
    Gracias por compartir tus experiencias.
    Un abrazo!
    Mane.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por escribir, Mane. Me alegro de que hayas encontrado cosas positivas aquí. No lo hago deliberadamente, sólo trato de compartir lo que he aprendido y contar lo bien que me siento.

      Eliminar
    2. yo tambièn apenas voy conociendo tu pàgina, yo fui diagnosticada bipolar en el 2004, he tenido como 8 episodios en promedio como de 5 meses cada uno, estuve medicada en cada uno y cuando me daba dejaba de dormir esos meses las 24 horas del dìa, al principio me afectò el no dormir, despuès me acostumbre a esa condiciòn ni los medicamentos me hacìan efectos, me adaptè a no dormir y lo mejor era que nadie se daba cuenta de que no dormìa y yo me adaptè a eso, cuando mejoraba volvìa a dormir sin problemas y sin medicamentos. Desde que descubrì que era lo que me afectaba y me hacìa caer en depresiòn dejè de visitar siquiatras, que lo ùnico que hacen es experimentar con uno, porque como dice usted, ellos no saben que es lo que le afecta a uno que lo lleva a entrar en una depresiòn y despuès a un estado maniaco, yo decidì no ir mas y no tomar ningùn medicamento màs, tomè la rienda de mi vida. Tambièn me di cuenta que el entorno tanto familiar como amigos en vez de ayudar nos afectan porque ellos tampoco saben lo que es estar en esta condiciòn, sòlo te dicen que salgas, que te diviertas, que comas, etc pero ellos no saben que es lo que està pasando por nuestro cerebro. Entonces decidì no hacerle caso a nadie y empecè a trabajar mi mente para fortalecerla y asi fue que me di cuenta que era lo que me afectaba. Lo primero era agarrar un pensamiento recurrente por algo que estuviera pasando en mi vida y lo mejor es que cualquier pensamiento recurrente tenìa soluciòn, pero mi mente pensaba que no y me metìa en la depresiòn, despuès se solucionaba lo que fuera y entonces mejoraba y entonces venìa la etapa euforìca y parece que te quieres comer el mundo y no le tienes miedo a nada y cuando caes en cuenta de esto, te fijas que hiciste algunas cosas que pudieron causarte màs daño que una depresiòn. Ahora que logrè identificar mi problema tengo 4 años sin esta condiciòn, duermo bien, como bien y trato de vivir mi vida como a mi me gusta, sin que nadie me diga lo que tengo que hacer y esto me ha ayudado muchìsimo, bueno le escribo mi historia por si a alguien le sirve de algo. Tomen la rienda de su vida, analicen bien que los va llevando a la depresiòn y cuando lo descubras trabaja sobre esto, solo uno se puede ayudar, te haces adipto a los medicamentos y ellos no curan, el poder de la mente es màs poderoso que cualquier medicamento, si no duermes esto no te va a matar, puedes proponerte hacer algo mientras los demàs duermen, leer, ver tv, etc y no le digas a tu familia que no duermes porque ellos no te pueden ayudar con esto, solo deja de pensar en lo que te estè perturbando y veràs que todo tiene soluciòn y la mente de uno es quien ve que no hay soluciòn y si la hay.

      Gracias Alberto por tener esta pàgina, donde uno puede expresar su experiencia, espero que te sirva de ayuda la mìa. Saludos y continua es de gran ayuda para nosotros.

      Eliminar
  4. Gracias por escribir, Beatriz. Me parece que tu comentario deja ver que has aprendido muchas cosas sobre ti misma que te han ayudado mucho a sentirte bien. Quizás el tema del sueño sea un poco más delicado. Yo siempre recomiendo como uno de los objetivos principales dormir bien. Da una mayor garantía de salud, y yo es lo que persigo mantener desde hace mucho tiempo. El mismo tiempo que llevo sin sufrir la enfermedad.

    ResponderEliminar