martes, 30 de agosto de 2016

Julio en julio



Este verano acompañé a mi madre al concierto de Julio Iglesias en Tenerife. Te lo cuento porque para mí es un logro hacer cosas por los demás que antes ni me hubiera planteado hacer. Hace no tanto tiempo, era como si por mi cabeza no se me pasara la posibilidad de pensar en hacer algo que no me gustara hacer. Me hizo tanta ilusión verla disfrutar que disfruté yo también.

Julio, según él mismo, canta para que le quieran. Yo no escribo para que me quieras, escribo para que me leas. Si sacas algo positivo de lo que lees, eso ya es mucho para mí. No sé si seguiré escribiendo a su edad, igual empiezo a cantar: fuera de la ducha ya sería un reto.

De tanto querer ser el primero como ingeniero... me olvidé de vivir. Y acabé más de una vez en el hospital :))

No hay comentarios:

Publicar un comentario