jueves, 3 de diciembre de 2015

las pastillas ¿mágicas?



Hace poco me encontré con una amiga de la asociación. La encontré como nunca y me dijo que se encontraba muy bien. Para celebrarlo, ha decidido dejar de venir y de contribuir con su cuota al mantenimiento de la asociación.

-mi psiquiatra ha dado con el tratamiento y estoy muy estable. -me dijo.

Mi amiga ha venido durante algún tiempo a Esperanza Bipolar. No a menudo, quizás media docena de veces. La recuerdo realmente mal el primer día que llegó, como a la mayoría de los que vienen. Es la segunda vez que una persona me dice algo parecido. La primera vez me sorprendió; ésta ya no tanto. De todas formas, creo que muchos sobrevaloran el tratamiento. El motivo es que la psiquiatría difunde este mensaje y poco más. 

Lo que realmente me llama la atención es darme cuenta de que las personas que me lo han dicho llevaban cerca de veinte años sufriendo la enfermedad. Y yo me pregunto: -¿no estaban bien tratadas hasta entonces? Veinte años son muchos años como para dar con el tratamiento correcto. Pocos profesionales cuentan con tanto margen de acción.

Algunos también pasan por el hospital a pesar de estar en tratamiento. La explicación de los expertos es que la enfermedad es compleja e imprevisible. Con lo primero estoy de acuerdo. Lo segundo es una tontería. Cuando escuchas -de verdad- a media docena de personas hablar sobre sus experiencias, lo que les ha sucedido parece bastante previsible, a pesar de lo doloroso y llamativo.

La mayoría de los psiquiatras piensan que no hay recetas mágicas contra el trastorno bipolar. Piensan que la receta de farmacia es casi la única receta, y así pocas cosas cambiarán. Yo tengo más de cuarenta recetas que no tienen nada que ver con la receta de una farmacia. Y ninguna de ellas tiene nada de mágico.


8 comentarios:

  1. He acudido tan sólo a cinco reuniones de Esperanza Bipolar y sin embargo, han sido suficientes para avanzar más que en tres años de "tratamiento" en el hospital.
    Tras asistir a la primera reunión, SENTÍ esa escucha activa que hasta entonces no había encontrado. Esto me empujó a buscar ayuda en otro lugar y las cosas han cambiado.
    Mi nuevo psiquiatra y mi nueva terapeuta no piensan que la receta de farmacia sea la única receta. Esto es fundamental para mí porque yo no lo he creído nunca.
    Sé que aún no he logrado alcanzar el equilibrio interior que ando buscando y siento que el riesgo está precisamente ahí, en no hacer nada por avanzar y limitarme a la medicación. Lo que necesito es ayuda para andar un camino que sólo yo puedo andar.
    Sin embargo, cuando me siento frente a la psiquiatra de la Seguridad Social, veo a una persona carente de empatía, con un discurso "cero" esperanzador; que me habla, desde su artificiosa y condescendiente pose de doctora, (como quien quiere aparentar que confía en el buen hacer propio y en el de sus colegas de profesión) sobre la conveniencia de que abandone el Depakine y tome Litio.
    Y después de tres largos años, repletos de citas, la miro a los ojos y no sé si echarme a llorar o darle un bofetón con la mano bien abierta. Finalmente, no hago ni lo uno, ni lo otro. Pero siguiendo las sabias palabras de Alberto, decido enfrentar las cosas cuando no me gusta cómo están y hacer algo para que cambien. Así que en este caso no voy a volver a su consulta, porque he comprendido que, lamentablemente, no sólo es que no me ayude, sino que además su forma de trabajar está constituyendo un obstáculo en mi recuperación.
    Es una lástima, pero existe un gran número de psiquiatras que, en mi opinión, están causando un sufrimiento añadido al paciente bipolar.
    Maite.

    ResponderEliminar
  2. Bueno, realmente no sé que decirles, porque implicaría una larga dialéctica, en la que iría incluída muchos conceptos y puntos de vista. Según uds. el Trastorno Bipolar o Sicosis Maniaco Depresiva, se cura, primera cuestión, en segundo lugar, además de que se cura, lo hace sin fármacos y en tercer lugar los profesionales, somos incompetentes, no empáticos,etc....me quedo sólo con la esperanza. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está claro que no has entendido nada y si, como profesional que dices ser, haces esa síntesis de lo que has leído, te retratas.

      Hay que tener mucho valor, mucha ignorancia o mucho ego, para venir a un sitio donde se habla desde la propia experiencia, desde el dolor de lo sufrido y pretender hablarles de conceptos y puntos de vista.

      Hay que estar muy sordo y muy ciego para leer lo que has leído y creer de verdad que el mensaje es que la enfermedad se cura sin medicación. Yo, que no soy psiquiatra, ni sufro la enfermedad directamente, entiendo perfectamente que la medicación es un mal necesario. El bipolar, por desgracia, siempre será bipolar, pero trabajando duro en el conocimiento de uno mismo, de los mecanismos de la enfermedad en él, de las cosas que le son nocivas y de sus límites, se puede llegar a aprender a controlar la enfermedad sin necesidad de medicación. Un camino que debería realizarse de la mano de buenos profesionales.
      Buenos profesionales que tengan el coraje o la capacidad de ver a la PERSONA que tienen delante y que no se limiten a recetar antisicóticos y estabilizadores, si no que vayan más allá.

      Ahí radica la esperanza y ahí radica la crítica.

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    3. Anónimo, puedes volver a leer mi comentario con más atención. No dice nada de lo que tú planteas y sí otras cosas que no son puntos de vista ni conceptos. Hablan de mi vida, mi experiencia y mis conclusiones respecto a la enfermedad. Te aseguro que hay muchas horas de dedicación detrás de ellas y pueden ser muy útiles para muchos que sufren todavía la enfermedad.

      Eliminar
  3. Me quito el sombrero ante tus palabras Patricia.Más gente como tú necesita este mundo.

    ResponderEliminar
  4. Mi psiquiatra me receto norepirefrina...yo estaba tomando fluoxetina.Pero tras decirle que no estaba de acuerdo con su diagnostico me receto este medicamento.
    Casi me suicido...lei posteriormente que estaba contrindicado en pacientes bipolares.
    Ademas soy autolesivo...y escribirlo me resulta lo mas dificil del mundo. Gracias porque vuestros comentarios me dan esperanza. 13 años medicandome fuoxetina y diazepam.A veces siento que estoy en la cima...pero se...que la caida sera bestial.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por escribir en este espacio. Te deseo algún día te sientas bien.

      Eliminar