miércoles, 6 de mayo de 2015

trastorno bipolar año 2000




Isabel y Roberto disfrutan en verano de la piscina. Ver esta foto me hace sonreír y desear que lleguen los días de descanso.

Y ahora viene algo más serio. El trastorno bipolar es una enfermedad que hace sufrir a muchas personas y el doctor Vieta está reconocido como un experto en la materia. Al menos, por sus colegas de profesión, quienes son también sus alumnos en cierta manera. He leído el contenido resumido de una conferencia que hablaba sobre los avances esperados en el tratamiento de la enfermedad.

La versión crítica del propio doctor me parece muy acertada: el modelo actual tiene limitaciones por su propia ideosincrasia. Si hay que empezar por ahí, que lo cambien. También pienso  que la genética no va a esclarecer gran cosa en el futuro. Así que hablar de sólido sustrato genético es un blablabla. Mencionar marcadores genéticos de vulnerabilidad me parece absurdo. ¿Cuál es la intención? ¿Poner en tratamiento a alguien antes de sufrir los primeros síntomas? No he leído nada parecido en el tratamiento del cáncer; enfermedad de la que se conoce mucho más. ¿Y el litio como arma única? Hablando de armas, al ritmo de la psiquiatría, las guerras del siglo XXI serían con tirachinas. ¿Trastorno de personalidad además de afectivo? Un despropósito. También me sorprende leer sobre la capacidad predictiva del curso de la enfermedad. Me suena a chiste sin gracia: predecir algo sobre la enfermedad cuando se desconoce tanto sobre ella.

¿Y qué tal empezar por reconocer a la psicología como ciencia? Para algunos médicos expertos, los psicólogos clínicos son como una suegra a la que hay que invitar a los cumpleaños. Hacer algo sin muchas ganas es peor que no hacerlo. Me da la sensación de que muchos creen que los beneficios de la psicología son más limitados de lo que son realmente. Y los psicólogos no clínicos son vistos más como un riesgo que como una oportunidad.

Si quieres un libro escrito por un especialista no académico, compra el mío. Como recomienda el doctor sobre los libros del futuro, está escrito con el lenguaje de la calle. Tuve que traducir el de la ciencia porque es demasiado aburrido :))


2 comentarios:

  1. Hola, Yo he visto varias conferencias del doctro Vieta y habla muy bien y con fundamento, su libro en el que colaboran dos médicos más está muy bien, tanto para pacientes como para familiares, mi hermano también lo leyó, aunque yo el tuyo no lo he leído. Se llama Trastorno bipolar, la enfermedad de las emociones. El apoyo de la familia es fundamental, esta foto es muy familiar, un saludo.

    ResponderEliminar
  2. El doctor Vieta no es mi profesor. He tenido otros, y ahora cuento casi con veinte :))

    ResponderEliminar