miércoles, 28 de enero de 2015

sentir y pensar



Hace mucho tiempo tenía un problema con mi profesión que no sabía cómo resolver. Me costó tiempo y mucho sufrimiento llegar a adaptarme a una vida que no era para mí, y nunca terminé de hacerlo del todo. Si lo hubiera hecho no hubiera abandonado mi profesión un día muy señalado: el uno de mayo.

En aquellos años llegué a convertirme en una máquina desajustada que se dedicaba exclusivamente a pensar. Por otro lado, me sentía como un pájaro en una jaula: fuera de lugar. Para colmo de males, acabé convirtiéndome en un adicto a aquello que me hacía daño: algo que no debe ser tan raro en situaciones donde uno acaba por olvidar para qué vivimos. Cuanto peor me sentía, más necesitaba agarrarme a algo y las huidas eran siempre un viaje a la casilla de salida. Tuve que dejar el Monopoly para volver a sentir y reencontrarme con la persona que era antes de empezar a sufrir.

Si no sabes lo que sientes, de nada te servirá pensar. Aunque yo pensaba mucho, no tenía ni idea de los problemas a los que me enfrentaba. En realidad, estaba ciego y no me daba cuenta. En general, no me sentía bien, tenía falta de ilusión y sentía vida cuesta arriba. Esas dos sensaciones me llevaron a la depresión más de una vez. A veces, un mismo problema pueden conducir a una depresión recurrente. Así me sucedió a mí. Dicen que muerto el perro se acaba la rabia. Una lástima que no sea tan sencillo encontrar el perro. Y más difícil sacrificarlo.

4 comentarios:

  1. claro que si amigo Alberto,todos tenemos que encontrar lo bueno para nuestras propias vidas ,quien realmente lo sabe eso?solo nosotros mismos,no vale la pena vivir con algo que nos hace sentir mal por siempre ,estariamos siendo esclavos de nuestra propia aceptacion ,lo que en algun momento dado tu propio cuerpo y tu mente se revela,con depresiones ,angustias,falta de esperanza etc. y como que te dice, ehh estas haciendo mal! acaso te gusta sufrir por tus propias decisiones?acaso no puedes cambiar o tomar decisiones para cambiar esto que te hace daño, y uno inconcientemente responde, pero esto es lo mejor para mi asi siempre lo crei y asi lo creemos todos ,pero tu mente y cuerpo te vuelve a decir, una cosa es lo que creias y todos creian,pero ves que no es asi ,y aun te dice, quien les avala a tus creencias y a los demas , si tu en carne propia ves que nos es asi ,solo tu tienes el valor para avalar tu propia realidad y decidir por tu propio bienestar .
    parece ser que con nuestros habitos adquiridos y muy arraigados de vida encontrariamos una paradoja dificil de romper ,pero entendiendo y ademas siendo sinceros con nosotros podemos llegar a cambiar muchos aspectos de nuestra vida y tener una vida mas llevadera y feliz ,saludos mi amigo Alberto una abrazo

    DIEGO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encantó tu comentario, Diego. Si añado algo lo estropeo :)

      Eliminar
  2. Hola y cuál era tu profesión Alberto?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ingeniero por vocación paterna :)

      Eliminar