domingo, 8 de diciembre de 2013

lo positivo de haber padecido el trastorno bipolar



Sé que para muchos, el trastorno bipolar resulta una condena o, como mínimo, el origen de muchos problemas que nada tienen que ver con la enfermedad en sí, pero afectan a la vida haciéndola más difícil. Yo viví y sufrí muchos de ellos. Si me he decidido a escribir este comentario ha sido por el contraste de la opinión de dos personas en la asociación. Una de ellas, agradecía a la enfermedad el haberla convertido en una persona más comprensiva, más humana según sus propias palabras. La otra, al contrario, comentaba que le había convertido en una persona más desconfiada con los demás. De alguna manera le había llevado a aislarse a pesar de ser una persona aparentemente muy sociable.

Dicen que sólo aquellos que son capaces de encontrar sentido a su sufrimiento, pueden salir fortalecidos de él. Hoy es el día en que le he encontrado tanto sentido que ni siquiera me duele haber sufrido los síntomas. El tiempo diluye los recuerdos y la memoria contribuye a borrar lo más doloroso. Interpretar lo que te ha ocurrido puede ayudarte a dar forma a los recuerdos para suavizar lo menos agradable hasta que a uno mismo deja de parecerle tan agrio como seguramente fue. No se logra en una primera revisión, se necesita recordar la experiencia vivida y expresarlo en voz alta con alguien de confianza varias veces. También lo puede hacer uno a solas sentado en un parque o mirando al mar. En la asociación he visto como personas, después de haberlo hecho durante días, han dejado de sufrir y han vuelto a su vida más ligeros y más felices. Algunos no han vuelto porque ya no lo necesitan.

He podido sacar tantas cosas positivas de la enfermedad que ahora voy a nombrar las primeras que me vienen sin pensar. Quizás la más importante sea que me ha permitido conocerme a mi mismo mucho mejor de como me conocía antes. Si no te conoces, estás perdido. Yo lo estuve durante mucho tiempo, y lo peor de todo, es que iba en la búsqueda del bienestar y la felicidad en la dirección equivocada. Cada vez me sentía peor y cada vez era más infeliz.

La segunda, y más importante quizás, es que la enfermedad me permitió cambiar de vida y encontrar una pasión cuando mi vida había sido una vida de insatisfacción crónica. La insatisfacción deprime. Y la tercera, la oportunidad de poder cambiar la vida de personas como yo, es una motivación que me hace sentir muy bien y me permite seguir aprendiendo. Uno de los motores de mi vida de hoy.

Si quieres dejar un comentario explicando lo que has sacado de positivo de esta enfermedad que tanto puede hacer sufrir, les servirá a otros para pensar sobre su propia experiencia y preguntarse si ellos también podrían encontrar algo que compense tanto sufrimiento vivido.

25 comentarios:

  1. tras 10 años con todo tipo de episodios horribles, tras lograr cierta estabilidad gracias al litio y a los medicamentos adecuados, he vuelto a nacer, disfruto y valoro tanto las pequeñas cosas cotidianas, la gente que me quiere... lo valoro muchísimo más por no haberlo tenido durante tanto tiempo. Si no hubiese pasado por tantas pesadillas ahora no sería tan feliz

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Irene, no sabes cuánto me alegra que te sientas bien. Conozco otras realidades y eres muy afortunada. En cierta manera, me siento muy identificado con tu última frase. Cuando el sufrimiento es extremo, la felicidad -si se alcanza- tiene un sabor muy especial.

      Eliminar
  2. Desde mi punto de vista, es un error pensar que solo se llega a la excelencia, a través del sufrimiento grave. No creo que padecer Tb, haga mejor persona a nadie y tampoco feliz. Es práctico, convencerse de que somos mejores por haber sentido dolor extremo, pero quizá lo seríamos igual, por el mero paso del tiempo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marina, estoy de acuerdo contigo en todo, aunque la excelencia es una palabra vacía de significado para mi. Es más, no se la recomendaría a nadie que padeciera esta enfermedad. A mi lo único que me gusta es oírla en los cumpleaños. "Porque es un chico/a excelente... y siempre lo será!!!" :))

      Eliminar
  3. En lo personal estoy convencida que me hizo una mejor persona, también fue un montonal de años en no encontrar paz, ahora disfruto y respeto la vida, aprendo a reinventame constantemente,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Itzia, a ver si te llega este beso :))

      Eliminar
    2. Solo puedo decir que cuando un bipolar quiere hacer el bien,con las facultades mentales que conlleva,es la persona mas altruista que pueda existir.

      Eliminar
  4. Tengo una óptica diferente.. no veo que el TB es el culpable de mi sufrimiento o mis alegrías.. considero que las experiencias que he vivido desde mi niñez hasta ahora han producido todas mis inestabilidades, traumas, miedos.. etc.. Es cierto que antes de conocer que padecía una enfermedad me fue muy duro ya que me exploto una depresión de tres años y tuve que abandonar un gran proyecto que en ese momento tenia.. realmente fue muy doloroso.. después de 9 años y conociendo lo que padezco, tomando conciencia y sencillamente a través de la experiencia puedo sobrellevar todo esto.. con la terapia.. etc.. Sera porque yo no veo padecer TB sea el responsable de todos mis males o alegrías.. trato de ver el TB como cualquier otra enfermedad.. y me hago responsable yo como ser.. de mi vida y mis acciones.. cada persona tiene una manera de vivir la enfermedad de manera diferente..¡¡ y no todos somos iguales..¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El trastorno bipolar es una forma de sufrimiento muy particular. Según mi experiencia, no es la causa de todos los males, todos los males son algunas de las causas del trastorno bipolar. Cuando la ciencia propone que la enfermedad es como un lunar, me pregunto cómo puede haber llegado a una conclusión así antes de tener las evidencias suficientes. Separar la enfermedad de la historia personal es, a mi entender, uno de los errores más graves que comete la corriente psiquiátrica mayoritaria. Este supuesto condiciona la forma en que desarrollan su trabajo para sufrimiento de muchos.

      Eliminar
  5. Al igual que diría Irene, "he vuelto a nacer, disfruto y valoro tanto las pequeñas cosas cotidianas, la gente que me quiere..". Tras cada crisis uno reencanta su mundo. Pienso que el sufrimiento de cualquier índole por muy no querido que sea, te presta un pico con el que ahondar en la experiencia vital. Esta experiencia bien puede reconciliarte con una imagen más acertada de lo que eres y darte a degustar de los sabrosos, simples y sencillos manantiales de la vida.
    El TB, para mi, no deja de ser un llamamiento que requiere colaboración. Como si algo exigiera expresarse, salir a escena , haciéndolo sin previo ensayo ni el guión aprendido. Sin embargo la obra y el escenario tiene su sentido. Darle cierta coherencia al resultado no deja de ser un pequeño gran logro que puede corregir la inercia con la que uno se conduce por la vida.
    Si sabes reconducir lo que pulsa en tu interior y una y otra vez emerge, habrás dado un gran paso, no lo dudes.
    salud

    Theo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Theo, aunque yo ya no necesito reencantar mi mundo me alegra saber que te sientes bien. Yo ya tuve bastante. :))

      Eliminar
  6. Estando lejos de la eutimia, pienso que estoy mejor que hace 5 años. Si creo que el TB no explica todo el sufrimiento, también influye la personalidad de cada cual. En mi caso la enfermedad me limita mucho en la parte social y no soy capaz de establecer vinculos afectivos. Mis relaciones laborales si han mejorado considerablemente. Pero aún tengo días en que no me soporto a mi mismo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alexis, yo también tuve muchas limitaciones personales para relacionarme con los demás. También las dejé atrás, como tantas otras limitaciones. Dáte tiempo, haciendo las cosas bien uno al final llega.

      Eliminar
  7. yo sufri y sigo sufriendo !! no encuentro la felicidad !! que suerte que puedas ser feliz ! .... yo al TAB ... LO VEO COMO MI PEOR ENEMIGO ...VIVIR MDICADA ... LA VIDA QUE ME RESTA .. ES HORRI8BLE !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que eso puede tener sus matices, a mi por lo menos me ayuda ver experiencias de personas que tienen patologías o condiciones "más" complicadas, y ver como lo superan, por ejemplo existe una condición donde las personas nacen sin piernas ni brazos, por internet y la tele se pueden ver sus experiencias, creo que la voluntad se puede alimentar de muchas formas, aunque también soy consciente que resulta muchas veces mas incapacitante una patología mental que una física, con una buena educación del tema y mucha fe en las propias capacidades todo se puede. :)

      Eliminar
    2. Hay quien encuentra consuelo comparándose con el que está peor que él. Aunque yo tuve que buscar otra manera de salir adelante, entiendo que a personas como tú les pueda venir bien relativizar la enfermedad. Además, creo que quien ha sufrido la enfermedad como una caída a un pozo sin fondo, no puede consolarse con ningún otro pozo.

      Eliminar
  8. Yo estoy intentando encontrarle el lado positivo a esta enfermedad, me alegra saber que hay personas que encontraron la forma, porque todavía me parece muy difícil, sobre todo por la estigmatización, los medios de comunicación y el cine no ayudan; ya me ha pasado que le cuento a algún "amigo" y cambia totalmente. Eso me ha deprimido mucho porque vivir escondiendo mi estado también es muy doloroso, y conseguir una pareja, y contarle y que me deje por eso me da mucho miedo, por eso me he cerrado mucho al amor. Saludos a todos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Conozco a quien todavía sufre con lo que tú sufres. Afortunadamente, yo hace tiempo que aprendí a no dejar que los demás me amarguen la vida. Cuesta tiempo y cabreos, pero se puede lograr :)

      Eliminar
  9. Patricia Ojeda Núñezenero 18, 2015

    Gracias,adoro leerte,yo también he tocado fondo,he sido diagnosticada con el grado II,es duro pero se aprende el doble,tus palabras me hacen sentir identificada contigo,te quiero...desde Melo,Cerro Largo,Uruguay,un inmenso abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Patricia. No es difícil sentirse identificado con quien ha sufrido con el trastorno bipolar. Otro abrazo para ti :))

      Eliminar
  10. el trastorno bipolar para mi es despertar conciencia analizas todo por eso tomas conciencia tienes una sencibilidad más aguda debes canalizar la X que si no se expanden tus sentimientos recomiendo meditar ser bipolar es bueno aunque se sufre mucho

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por escribir, Felipe. Reflexionar, meditar como tú lo llamas, es una gimnasia mental que la persona diagnosticada puede hacer a diario. Gratis, y no requiere de más ayuda que la que uno mismo se puede regalar. Aunque no sabes hasta donde te puede llevar, a mi me llevó muy lejos. Y la sigo practicando.

      Eliminar
  11. Soy bipolar II.

    He vivido dentro de un caos, un infierno, una locura, una soledad y dentro de un pozo.

    ResponderEliminar