miércoles, 16 de mayo de 2012

el trastorno bipolar y el potencial





Si eres de las personas que te interesa buscar, ya habrás conocido la historia de personas diagnosticadas con trastorno bipolar que alcanzaron la fama. La mayoría de ellos, vinculados al mundo del arte como escritores, cantantes, músicos, actores o pintores. La historia de cirujanos, hombres de empresa, fontaneros o payasos de circo seguramente pasará más desapercibida, especialmente si no son personas conocidas por aparecer en los medios de comunicación. Únicamente sus familias y personas más allegadas conocerán, por obligación, los síntomas del trastorno bipolar.

En más de una ocasión he leído que las personas más inteligentes son más vulnerables a sufrir problemas emocionales o incluso enfermedades mentales. Si disponemos, al menos, de ocho tipos de inteligencia al margen de la inteligencia emocional, nunca se sabrá cuáles son las más importantes para frenar los síntomas del trastorno bipolar porque son temas que parecen no interesar a nadie. Hace no mucho tiempo se celebró en mi ciudad una conferencia sobre el cerebro del directivo. El trastorno bipolar, abordado por distintas disciplinas trabajando conjuntamente y sin liderazgos, hace tiempo hubiera dejado de considerarse una caja negra. Psiquiatría, psicología y terapias alternativas no son excluyentes.

Volviendo al tema del potencial; si tienes la inmensa fortuna de encontrar un buen psicólogo tu potencial será el mismo que el de tu vecino de arriba. O el mismo de Stephen Hawking. Si recuperas tus capacidades intelectuales porque el equipo médico que vela por tu salud colabora contigo para que logres avances, ni tú mismo sabrás hasta dónde puedes llegar. Todo esto refiriéndome al potencial profesional pero hay algo mucho más importante. Tu potencial para llegar a ser una persona sana, equilibrada, satisfecha o inmensamente feliz.

Estos hombres de la lucha canaria representan la fuerza. Ni siquiera es necesario ser fuerte para sobrevivir al trastorno bipolar. Más importante es conocer el terreno que pisas y aprender de tus propios errrores. Con mis comentarios, trato de ayudarte con la primera parte. Para la segunda, necesitaríamos sentarnos en el banco de un parque y hablar durante horas. Si quieres, y puedo, estaría también encantado de hacerlo.

Espero que sigas encontrando en este blog al menos una idea que te sirva para aclarar algunas cosas que, creo, son importantes.

10 comentarios:

  1. Gracias por todo, Alberto!!!

    ResponderEliminar
  2. Cierto día que descendía de un monte, me topé con un árbol que me llamó poderosamente la atención, primero por su extraña construcción, después por su singular belleza.
    Y es que no se trataba de un árbol al uso. No poseía un crecimiento vertical y esbelto, sino todo lo contrario. El tronco presentaba distintos grosores y el enramado era caótico y sin una copa definida. Cualquiera podría decir de él que era feo. Pero un árbol salvaje queda fuera de esas calificaciones. Parecía haber sobrevivido a mil tormentas. Solitario, aislado, como un único superviviente.
    Su apariencia era particularmente singular, como salido de un bosque tenebroso de un cuento infantil o un magnífico Ent de la saga Tolkien, según se mirara. Imponente de cualquier modo.
    Es una imágen que me ha acompañado y me ha invitado a ver en la naturaleza ese potencial que comentas y nos acompaña desde el mismo momento de ser engendrados.
    Y ya que he hablado de árboles, transmitiré unas hermosas palabras de un autor anónimo para mi: "Hasta en calma tienen la forma del viento algunos árboles".

    Crece, crece, aunque para ello hayas de hundir tus raíces más aún.

    Bon finde

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mejor que no crezca más, Theo. Si lo hago, no pasaré por las puertas :)

      Eliminar
  3. Antes solía creer mucho en mi potencial, cosa que me repetìan padres, maestros, conocidos. Decían cosas del tipo de llegaras a presidente d ela república, etc, seras un gran investigador, etc. Cuando cumpli los 13 años todo cambio drasticamente. Mis notas bajaron y me obsesione amorosamente. Ahora cada vez noto mas lentitud en mi, mas desconcetraciòn, menos memoria, es terrible. y todo ese cambio en por lo menos 10 años. no tomo medicamentos, solo los he tomado por 4 meses. no se si sea porque perdi realmente mis capacidades, por falta de practica debido a frecuentes depresiones, o simplemente eso sea normal

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las depresiones sí afectan mucho a la capacidad. Lo primero siempre es recuperar el bienestar psicológico y, a partir de ahí, ya se puede ir recuperando la capacidad de concentración, memoria y atención. Eso sí, hay que trabajarlas...

      Eliminar
  4. *Si recuperas tus capacidades intelectuales porque el equipo médico que vela por tu salud colabora contigo para que logres avances, ni tú mismo sabrás hasta dónde puedes llegar. Todo esto refiriéndome al potencial profesional pero hay algo mucho más importante. Tu potencial para llegar a ser una persona sana, equilibrada, satisfecha o inmensamente feliz.* Con todo respeto , como se usa el potencial
    si uno se encuentra en un estado extremadamente destruido y completamente depresivo sin una migaja de alivio.
    La depresion de un
    bipolar es muy fuerte oscura/



    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En ese estado es imposible. Siento que te sientas así.

      Eliminar
  5. estoy harto de mi vida tengo potenciales tapados por la angustia es horrrible

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La angustia lo anula todo. Yo también la sufrí.

      Eliminar