miércoles, 14 de marzo de 2012

el trastorno bipolar y la insatisfacción




Cuando me diagnosticaron con trastorno bipolar y sufrí varias depresiones, si tuviera que resumir en una sola palabra el origen de todas ellas, lo haría con la palabra insatisfacción.
Tras los primeros cinco años de muchas dificultades en mi profesión principalmente por falta de recursos, y los últimos tres por falta de motivación, me convertí en una persona insatisfecha. Circunstancias personales contribuyeron especialmente a que esta sensación, mantenida en el tiempo, acabara por afectar a mi estado de ánimo convirtiéndome en una persona apagada y sin ilusión. No es necesario tener un grave problema para acabar sufriendo un grave problema de salud. Basta con tener un problema importante, mantenido en el tiempo el tiempo suficiente, para acabar teniendo un grave problema de salud.
Tras mi primera depresión vino la segunda con un adjetivo que te obliga a pensar: depresión recurrente. Si han caído juntas en algún informe que describe en forma de síntomas tu situación de vida, no te preocupes demasiado. Aunque hayas sufrido una depresión recurrente no quiere decir necesariamente que seas una persona depresiva como el que es calvo o tiene los pies planos.

La insatisfacción es uno de los mayores venenos y puede acabar por conducirte a vivir una vida sin vida. Cualquier actividad que comiences para luchar contra ella te ayudará a erradicarla, y he aprendido en los últimos años que se puede ser una persona plenamente satisfecha después de haber sido una persona muy insatisfecha. El único secreto que se esconde tras este cambio se encuentra en la misma palabra: cambio.

Cambié radicalmente de ocupación, y mi salud comenzó a mejorar gradualmente para finalmente sufrir un cambio radical. Sé muy bien que no es fácil pero si uno insiste, siempre acaba encontrando algo que mejora su vida. Lo que nació, intuitivamente, como una simple ilusión, se ha convertido en una nueva vida-suponiendo que a lo de antes se le pudiera llamar vida- y hoy es el dia que todavía me siento afortunado por poder vivirlo y poder contártelo.
La depresión es uno de los grandes riesgos del trastorno bipolar, y luchar contra la insatisfacción es una obligación si queremos mantenernos alejados de ella. Busca aquello que te pueda traer satisfacción sin descanso hasta que lo encuentres. El día que lo encuentres, si no lo has hecho ya, me puedes dejar un comentario en el blog con tu descubrimiento. Me hará mucha ilusión leerlo :)

20 comentarios:

  1. Fabiola Araujomarzo 14, 2012

    Haz sabido explicar y explicarte tú situación de insatisfacción y haz encontrado un norte y luchas por el.. los que hemos pasado por estas cosas sabemos perfectamente el esfuerzo de lograr el avance y lograr vencer los obstáculos del animo.. te felicito por tu constancia y tus logros a través de conquistar tú bienestar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fabiola, cuando llevas mucho tiempo insistiendo en una dirección y no encuentras más que dificultades, quizás es mejor cambiar de norte. Es lo que hice hace casi siete años y una de las decisiones más acertadas que he tomado en mucho tiempo. Todos podemos conquistar el bienestar, no es siempre un camino fácil pero se puede :)

      Eliminar
  2. Mi insatisfacción no se resume al ámbito laboral, pues toda mi insatisfacción en otros planos de la vida intento colmarlo con mi trabajo. Mi encanta laboral social. Actualmente soy maestra y trabajo con niños de 6 a 12 años. Pero en el plano familiar me encuentro insatisfecha porque no encuentro la persona que me acepte tal y como soy y comparta su vida conmigo. No intento con estas palabras flagelarme, pero vivo sola y estoy aprendiendo a cuidarme de mi misma. Mis amigos dicen que soy una persona de grandes valores y que no debo preocuparme porque ya llegará la persona que realmente lo aprecie. Me niego a seguir esperando como si esperase a alguien en la parada de un tren, de un tren que me da la sensacióm que ya se ha ido. Por eso intento buscar la felicidad en otras cosas que me da cada dia motivación por seguir luchando: los niños.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo soy de la opinión de que la felicidad hay que buscarla en todas partes. No siempre se encuentra ni se puede tener en todos los planos de la vida, pero si uno no lo intenta se vuelve imposible. No renunciar a encontrarla algún día es la única forma de que llegue cuando uno menos lo esperes. Mientras, los niños llenan tu vida, y eso es mucho decir :)

      Eliminar
  3. Dices que la insatisfacción es uno de los mayores venenos, Alberto. Qué razón tienes ...!!
    Al contrario que tu, es ahora, desde mi enfermedad, cuando más sufro esa isatisfacción. Por no poder hacer las cosas que quiero, por haber tenido que abandonar tantos sueños que se hicieron añicos ante mis ojos cuando el mundo dejó de girar para mí y me precipité en picado al abismo, rota de dolor y desbordada por el sufrimiento al punto que mi mente prefirió abandonarme a mi suerte ... durante el largo tiempo que permanecí en la oscuridad, ausente de mí misma y de todo ... Afortunadamente esa época tan sombría ya la superé, aunque me queda todavía bastante camino por andar, creo que voy en la dirección correcta, pero no puedo dejar de sentir esa insatisfacción por lo que aún no puedo hacer.
    No digo que mi vida fuera perfecta antes, sin duda muchas cosas podía mejorar. La vida puso pruebas duras en mi camino y tuve que aprender lecciones duras con dolor, pero era luchadora y siempre salía adelante. Ahora, que sigo luchando por recuperarme, encuentro obstaculos que me limitan tanto que ni sé como salvar... Pero sigo intentandolo cada día, pporque, como tu dices, no es fácil pero muy dentro de mi sé que puedo cambiar muchas cosas y hacer que todo sea mejor. En mi caso, es posible que precisamente esa insatisfacción es lo que me esté empujando a no conformarme y querer hacer cambios positivos en mi vida....
    Aprecio tu ayuda.

    María Aranda

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si la insatisfacción te está empujando a no conformarte, ya le has encontrado una utilidad. María, acabarás por ser una persona plenamente satisfecha. Tienes mucha determinación y eso marca siempre una gran diferencia. Yo, por mi parte, te deseo que tengas mucha suerte en la búsqueda :)

      Eliminar
    2. Muchas gracias Alberto. Contar con apoyo sincero, de verdad que es muy importante ... da mucha fuerza.

      María.

      Eliminar
  4. Hola María:

    Como se suele decir, mejor solo que mal acompañado. Pero tú de eso nada, la compañía que tienes con los niños, la verdad es que me da mucha envidia.

    Cuando quise tener un hijo, me dijeron que tenía que dejar la medicación y lo intenté. Pero ¿Cómo respondió mi organismo? . Pues todo lo peor que pudo ser (no podía dejar de tomarla), con esto te lo digo todo y tengo la misma pareja desde hace 26 años.

    Yo tengo una estupenda pareja, pero no tengo niños. En nuestra situación tampoco los puedo adoptar.

    Con esto simplemente te quiero decir que tenemos que disfrutar de lo que tenemos.Tanto tú como yo creo que somos afortunadas.

    Abrazos

    isa lopez

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Isa, en esta vida no es necesario tenerlo todo. Basta con tener lo imprescindible, y tú puede que ya casi lo tengas :)

      Eliminar
  5. Una de las constantes quejas respecto al TB que recurre una y otra vez, es esta: LA INSATISFACCIÓN.

    Recuerdo desde pequeña, oír a mi madre decirme, que no era capaz de estar satisfecha con todo lo que tenía. . .

    Supongo que habrá un punto por el que la insatisfacción se pueda también utilizar de forma positiva, no???

    Feliz finde largo y soleado!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ana, sé que te gustan las preguntas, así que ahí va una: ¿Es posible que ya desde pequeña, te faltara algo a pesar de tener aparentemente mucho?. Me he sentido tan identificado con tu comentario, que se me ha ocurrido esta pregunta. Y en cuanto a tu pregunta, la insatisfacción se puede utilizar de forma positiva. Pregúntale - o relee- a María, ella sabe cómo :)

      Eliminar
    2. Sí, siempre, desde que tengo uso de razón, recuerdo ese vacío en mi interior y esa constante búsqueda. . .

      Eliminar
    3. Si se toma la insatisfacción como lo contrario al conformismo creo que SI se puede llegar a encontrar el modo de hacer esta positiva. Nos lleva a la constante busqueda e intentar ser lo más perfecto posible. Ya sé que ser perfecto no es humano pero intentar serlo si.
      Todo depende de la definición que le des a la palabra.
      En cualquier caso la insatisfacción no debe llevarnos al desánimo ni a la infelicidad y como bien decís todos hay que disfrutar de las pequeñas cosas que nos da la vida.

      Eliminar
    4. Tu comentario me ha encantado, Fernando. Si tomáramos la insatisfacción como revulsivo la vida de todos cambiaría de tal forma que cambiaría el mundo en su conjunto. Las estadísticas no reflejan este tipo de realidades porque no interesan para la economía productiva, pero me encantaría saber cuántas personas insatisfechas hay en el mundo desarrollado a día de hoy. Yo me tuve que dar de baja de esa lista por una cuestión de salud, ya lo dice el dicho: "El cuerpo es sabio" :)

      Eliminar
  6. Desde un tiempo para acá venía creyendo que superar la insatisfacción es... aprender a ser conformista. Cuando uno no sabe qué quiere ni a donde va, se siente obligado a disfrutar con lo que sea que haga y tenga, porque lo contrario es probar de todo y confundirse más.

    Sin embargo, lo que digo podría ser resentimiento: En mi caso particular, el sentimiento de culpabilidad por ser tan inestable me ha hecho creer que en últimas no supe disfrutar de cosas que sí me podían (y deberían) traer satisfacción.

    Mariana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mariana, según mi opinión, ser conformista cuando no estás satisfecho con tu vida es la mejor forma de acabar por hundirse. Pero creo que tienes mucha razón al decir que la inestabilidad no permite disfrutar de las cosas que a los demás le satisfacen. La cuestión es: ¿de dónde surge esa inestabilidad?. Creo que es bueno hacerse esa pregunta.

      Eliminar
  7. Alberto, te cito "No es necesario tener un grave problema para acabar sufriendo un grave problema de salud. Basta con tener un problema importante, mantenido en el tiempo el tiempo suficiente, para acabar teniendo un grave problema de salud."


    Cito también algo que escribí hace dos años y que se parece a lo que siento por estos días:
    "Ahora con este aburrimiento, con este hastío que ya me preocupa, la fortaleza desarrollada en estos años se ve amenazada... ¿Cómo no preocuparse cuando existen evidencias tan claras y universales de degradación lenta y sostenida? Como la dura roca que es penetrada por la persistente gota de agua... como el acero, paradigma de resistencia, que se precisa someter a fundición para domesticarle y pronto recupera su fortaleza, pero una vez que sucumbe a la corrosión puede volverse polvo entre los dedos...la majestuosidad de palacios y monumentos, reflejo de la gloria y esplendor de su época, que el intemperismo prolongado ha convertido en las ruinas de hoy... los otrora hermosos, exhuberantes paisajes, que la erosión transformó y son ahora lugares donde reina la aridez.. las llanuras que la sequía y la evaporación dejaron donde hubo lagos de sublime belleza.
    Tiene sentido estar preocupado, pues, ante tan aplastantes evidencias, que no dejan duda alguna acerca del dañino efecto del desgaste continuo y persistente, de modo tal que resulta inevitable establecer una conexión metafórica con los asuntos del alma, susceptibles también de corrosión sus columnas, vulnerable también la homeostasis emocional al nocivo efecto de la continua desesperanza."

    Ahora comienza a invadirme la insatisfacción amigo... pero encuentro en tus líneas una luz hacia la salida y ciertamente también la solución me dedica una esperanzadora sonrisa.
    Intentaré seguir tu consejo emprendiendo actividades que me permitan combatir al "veneno" (dices bien) que resulta ser la insatisfacción.

    Abrazo, amigo.
    Manuel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tus palabras transmiten pena, pero me quedo con tu esperanzada sonrisa. Yo también sufrí el desgaste hasta casi convertirme en una de las ruinas que tan bien describes. Afortunadamente, aquello quedó atrás y a ese lugar no voy a volver. No sólo no quiero, he decidido no hacerlo.
      Volver a leerte, después de tanto tiempo sin hacerlo, para mi es un verdadero placer. Quizás es uno de los pequeños placeres de los que tanto se ha escrito y se seguirá escribiendo en el próximo milenio. Cuanto peor es la situación, más hay que recurrir a la sabiduría de nuestros abuelos, por no hablar de los filósofos que les antecedieron.
      Aquí me tendrás siempre para conversar, Manuel, no en cuerpo pero sí en palabras :)

      Eliminar
    2. juan montesdeocaabril 07, 2012

      La insatisfaccion, tambien se dice que es el motor de la vida. Nada nos empujaria menos que estar plenamente satisfechos en todo.... vamos..... pienso yo........

      Eliminar
    3. Juan, para mi el motor de la vida es la ilusión. La insatisfacción es uno de los mayores frenos, y la vida cambia radicalmente cuando uno pasa de ser una persona insatisfecha a una persona ilusionada. Un abrazo, hermano :)

      Eliminar