miércoles, 21 de diciembre de 2011

el trastorno bipolar y la empatía




La semana pasada estuve con los padres de una chica que pasará las navidades ingresada en el hospital. Contactaron con la asociación de pacientes bipolares del País Vasco y vinieron acompañados por dos de sus hijos. La hermana de la chica diagnosticada con trastorno bipolar, al hablarme de su hermana, se le humedecieron sus ojos. Me bastó con darme cuenta para que sintiera la humedad en los míos en menos de tres segundos. Personalmente, la vida me ha tratado con mucha dureza y, al rato, me alegré porque todavía soy capaz de sentir la tristeza de los demás y emocionarme.

Esta capacidad de percibir las emociones de los demás y sentirlas en el propio cuerpo se conoce como empatía. Conozco muchas personas diagnosticadas con trastorno bipolar que sienten y padecen por los demás. Lógicamente esto sucede cuando han logrado alcanzar una estabilidad y se sienten satisfechas con sus vidas.
En mi caso particular, aunque siempre me he preocupado por el que sufre, no siempre pude hacerlo porque el que sufría era yo. Era capaz de "entender" porqué los demás se sentían como se sentían porque siempre he sido una persona observadora, pero no tenía ni idea de porqué yo me sentía tan mal. Sólo tenía claro lo que estaba en la superficie: un problema con mi profesión. Tuve que arrancar el árbol por la raíz para poder volver a nacer.
Conozco personas, como Carlos Mañas, que han convertido la cualidad de la empatía en el centro de una vida. Su labor como presidente de Solidarios Anónimos muestra el reflejo de una persona digna de admiración. Por cierto, Carlos, en el apartado de libros pendientes, tengo el tuyo: "Mi cabeza me hace trampas". Espero el día en que publiques uno nuevo titulado: "Mi cabeza me hacía trampas" ;)

No todas las personas son capaces de sentir con la piel del otro, aunque es una cualidad que se pule como tantas otras. Si te ves identificado con la palabra empatía, te recomiendo que pienses en el voluntariado. Comprobarás, en muy poco tiempo, que ayudar ayuda. Pero no es la única opción. Si te fijas en tu entorno encontrarás tantas personas con problemas, que tendrás que elegir aquella a la que te sientas capaz de darle aquello que pueda necesitar de ti. Y no se trata de un mensaje navideño, simplemente ha coincidido en el tiempo con el mes de Diciembre :)

27 comentarios:

  1. Hoy he descubierto que mi marido es bipolar.Lo he visto claro.Pero el está diagnosticado de depresión por su siquiatra y mantiene un tratamiento con seroxat al que yo echaba todas las culpas.Hoy, me he enterado que la euforía que está viviendo , y en crescendo, desde hace un mes es la etapa de MANÍA. Según leía los síntomas no daba crédito, era él.No entiendo cómo no he podido saberlo antes.Todo lo que hemos sufrido,todo lo que le he odiado por su actitud egoísta hacia nosotros. Pensé que tenía una tendencia cíclica a la depresión y yo debía entenderlo y ayudarlo y que tras superarlo volvía a ser él:gresivo,egoísta, prepotente, gastador compulsivo.Se mostraba muy activo y creativo, un hombre al que todos debíamos admirar y cómo no lo hacíamos nos evitaba y maltrataba sicológicamente.Yo como madre fui ciega porque no perdonaba los insultos y el odio hacia su propio hijo y he vivido por debajo de mis expectativas amoldándome a sus mareas.

    Me gustan tus fotografías.

    ResponderEliminar
  2. Si tu marido es bipolar, como tú crees, ¿por qué no tiene ya el diagnóstico? Puede que sea la primera vez que le ves eufórico, pero si no es así, deberían haberle tratado ya hace tiempo. De todas formas, hay personas a las que tardan mucho en diagnosticar, algo que nunca he comprendido. Los síntomas, la mayoría de las veces, son tan evidentes como los de una gripe. Siento que tú y tus hijos tengáis que sufrir su situación, pero puede que cuando baje de la nube se deje ayudar. Lo normal es caer en una depresión de la que suele costar un tiempo salir. Sé que no es fácil vivir con ello pero ójala tu marido encuentre un buen equipo médico que sepa cómo ayudarle. De verdad que lo siento.

    ResponderEliminar
  3. A mí me fue muy bien estar ingresada en un centro de salud mental.Pero hay muchas personas que se niegan. Mi experiencia fue positiva, conoci a pacientes,de todas las edades y con problemas mentales.Mi familia me visitava y tambien hablava con todos: infermeros, familiares, pacientes.Estavan contentos porque me veian mejor. Te animo para que hables con un medico. No tienes que sentirte sola ante una enfermedad que tambien afecta a ti y tus hijos.Animo !

    ResponderEliminar
  4. Gracias alberto por tener la valentia de expresar tus vivencias , al leerlas ayuda y da ánimos.Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, hago lo que puedo. Otro abrazo para ti!

      Eliminar
  5. Antes de ser diagnosticado como enfermo bipolar tuve un episodio maníaco en el que todo era nuevo y desconcertante para mis familiares. Yo tenía un discurso ágil y los pensamientos se me agolpaban uno detrás de otro sin descanso. Se me secaba la boca tras mi discurso berborreico así que en la bolsa que colgaba de mi hombro nunca faltara una botellita de agua. Era como un tanque que arrasaba por donde pasaba sin mirar las consecuencias. En muchas ocasiones cuando hablaba notaba que a mi interlocutor le brillaban los ojos y se quedaban un poco cortados. Mientras tanto, guiado por mi euforia, preparé una mochila con ropa y con una bola de Navidad plateada esperando la señal para partir por un camino incierto. Todo ello desembocó en mi primer ingreso y en el retorno a la vida normal.

    ResponderEliminar
  6. 3j, la mayoría de las personas son diagnosticadas con trastorno bipolar después de una crisis de euforia. Es un estado en el que se rompen muchas cadenas y desaparecen todos los filtros, estereotipos e incluso, de alguna manera, pierdes tu propia identidad. Personas tímidas pierden su timidez o personas tranquilas muestran agresividad. En el estado de euforia todo es posible, o mejor dicho, lo parece :)

    ResponderEliminar
  7. La empatía es la capacidad de pensar y sentir la vida interior de otra persona como si fuera la propia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Johan, nunca me lo había planteado de una forma tan espiritual, pero es una descripción que cualquiera puede entender :)

      Eliminar
  8. Mi crisis de mania se vio precedida de una crisis de trastorno esquizoafectivo tres meses antes.Mi familia ni caso.Solo atendían a que putada que les había tocado un enfermo mental en la familia.Yo y solo yo tuve que componérmelas sobre como interactuar con los nuevos amigos después de salir de la posterior depresión.Los inicios fueron lentos pero la capacidad de percibir de ellos cosas emocionales no pudo ser hasta que vi como ellos se apartaban poco a poco de mi a causa de esa sosez que te caracteriza cuando los demás te dan igual Ahora,20 años después ya se y ya practico la empatía fruto de la psicoterapia y de mi búsqueda de información relaccionada con el tema.Deseo de todo corazón a Alberto que siga en este estado que relata y que su vida solo sea subir y subir comopersona y enhorabuena por tus proyectos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Fernando. Me alegra mucho saber que tu vida también ha ido a mejor de una forma tan llamativa. Un abrazo.

      Eliminar
  9. Hola tengo tb. Para mí ha sido terrible. Subí de peso hace unos años por tomar Seroquel 600mg. Hoy tengo miedo de subir pues este medicamento te hincha. Odio ser bipolar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me extraña lo que me cuentas. Cuando se sufre la enfermedad y las consecuencias, me quedo sin palabras.

      Eliminar
  10. No podría estar más de acuerdo contigo, tambien estoy diagnosticado como bipolar, y lo que comentas de la empatía yo tambien lo sufria cuando era pequeño, era capaz de "sentir" (y de echo me sigue pasando ) los sentimientos de otro cuando a nosotros no nos entiende nadie. Yo no odio esta enfermedad, es mas te hace ver cosas que otros no ven y eso no lo considero como algo negativo.

    ResponderEliminar
  11. Tienes mucha suerte de ver lo positivo. Yo también he acabado por encontrar la cara "amable" de la enfermedad. Enhorabuena!

    ResponderEliminar
  12. Ya he pasado por dos parejas con trastorno bipolar. Por algún motivo tengo tendencia a buscar este tipo de compañeras. Ambas estaban diagnosticadas. ¿Tienen problemas de empatía los bipolares? Porque pienso que coinciden en su actitud destructiva, te digo que ya no te quiero y me quedo tan ancha. Te abandonan durante un tiempo y luego incluso quieren volver.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Generalizar no suele ser una buena manera de comprender a las personas. Generalizando, te diría que las personas diagnosticadas con trastorno bipolar pueden tener respuestas demasiado impulsivas y explosivas. Yo antes las tenía también, ahora cada vez menos. Me estoy curando :))

      Eliminar
  13. Gracias por estar ahi.Mil besos a todos y que la fuerza nos acompañe ��

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por escribir. Mi especialidad no es la fuerza ;))

      Eliminar
  14. Gracias por sus comentarios, me dan un poco de paz en este momento en que mi pareja bipolar me acaba de abandonar, tras destruirme con un "ya no te amo" sin anestesia. Él abandonó el antidepresivo hace unos 3 meses y el efecto ha sido devastador, aunque él insista en que se siente perfectamente sin él. Llegué a pensar que la culpa era mía de que ya no me quisiera, pero parece ser otro bemol de esta odiosa enfermedad. Saludos a todos!

    ResponderEliminar
  15. Siento que te sientas así. Muchas veces es difícil distinguir los motivos de lo que le pasa a cualquiera y no creo que nadie deje de querer a nadie por no tomar antidepresivos. Un saludo y gracias por escribir.

    ResponderEliminar
  16. Estuve hasta hace poco en una relación de 4 años con una persona bipolar, en donde los casi dos primeros años fueron tranquilos con altos y bajos como cualquier relación, luego de ese tiempo todo se convirtió en un tormento. Fui víctima de constantes ataques de irritabilidad, infidelidades, críticas constantes y violencia… en algún momento pensé que yo era el real problema de todo. No podía entender porque ella era tan irritable con pequeñas cosas que le molestaban, como también en periodos estaba depresiva sin saber porque ... ni ella sabía desde donde venía la tristeza, pero siempre estuve para apoyarla y contenerla pese a todos los malos tratos que recibí. También tuvo un ataque de manía en un periodo en donde se fue a la montaña sin equipamiento adecuado, donde según ella reflexionó de lo mucho que me amaba. En ese periodo me había dejado por primera vez, argumentando que tenía un vacío y no sabía lo que sentía por mí, cosa que vino acompañada de alcohol, fiestas y amigos nuevos. Yo en ese momento no entendía nada, quedé devastado ya que sentía la necesidad de ayudarla, pero a la vez había sido engañado y olvidado. Luego de ese periodo me llama y me pide conversar en donde de nuevo decide volver. Dentro de este nuevo periodo continua muy irritable y luego le expreso que es demasiado mi sufrimiento por sus conductas, de las cuales he tenido una paciencia inhumana, perdonándola y conteniéndola cuando estaba triste y angustiada, por lo cual decidimos consultar a psiquiatría, en donde le diagnosticaron trastorno bipolar. Luego entonces desde ese periodo no ha tenido la medicación adecuada (sólo toma uno de los dos fármacos recetados) , ni el proceso de psicoterapia y nuevamente pasa por periodos irritables y salidas, en donde por segunda vez vuelve a terminar la relación. Luego de este periodo he decidido alejarme, ya que estoy muy dañado por esta relación en la cual amé incondicionalmente y di todo mi apoyo para que mejorara su situación y continuar con nuestra relación que era muy bonita, con cosas y gustos en común, nos divertíamos demasiado, mucho cariño en nuestros tiempos juntos, pero el vacío crónico y lo “ plana” de emociones que se sentía no permitió un ajuste necesario . Espero que su vida mejore ahora que tome el nuevo tratamiento. Siento que aun la amo, pero el miedo de que todo vuelva a ocurrir es latente. Gracias por leer y espero que le sirva a alguien mi comentario. Y recuerden amigos, si están en una situación similar con un ser querido bipolar o de trastorno limítrofe de la personalidad busquen ayuda profesional sin pensarlo dos veces, ya que es probable que la relación sea más llevadera y menos dañina para ambos.
    Paz y un abrazo a todos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo siento mucho por los dos. Gracias por escribir, siempre tiendo a ponerme más en en lugar de la persona que sufre porque yo también sufrí la enfermedad. Desde hace diez ocho años ya no, pero conozco personas que siguen en la misma situación que tu ex-pareja y lo que hago por ellas es dedicarles mi tiempo. Gracias por escribir para todos.

      Eliminar
  17. Me enamoré de un hombre amable,cariñoso,atento,generoso.Me descolocaban sus cambios de animo hoy quería hacer muchas cosas y mañana se sentía "todo tirado"como el mismo decía, a los 3 años le ingresaron con un brote sicotico después de intentar quitarse la vida.Despuésde estar a su lado cuando le dieron el alta del hospital y pasar junto al él varios meses hasta que salió de su estado depresivo y cuando la medicación le estabilizó empezó a alejarse y finalamente dejé de saber de él,me pidió X mensaje que le dejará en paz,y 11 meses después consigo hablar con el y me dice que soy un fantasma de su pasado que quieres que desaparezca,y yo me pregunto:que he hecho mal con él, tanto mal le causaba?,Estoy pasando un momento malo y no creo tener más opción que pasar esta página y olvidarme de él.Un saludo a tod@s

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una realidad muy dura. Siento que haya ocurrido así y aquí queda tu comentario para dejarla reflejada. Ojalá consigas pasar página si es tu deseo.

      Eliminar
    2. No se puede estar con quien no te quiere cerca,sufra trastorno bipolar como en este caso o no.Gracias X leerme y X tu respuesta.Saludos

      Eliminar