miércoles, 12 de octubre de 2011

el trastorno bipolar y la psicoterapia





Conozco muchas personas diagnosticadas con trastorno bipolar que no siguen psicoterapia por distintos motivos. Algunos, después de haber sido ayudados por un psicólogo, han llegado a la conclusión de que ya han agotado esa posibilidad, de alguna manera, para siempre. Mi opinión personal es que encontrar la estabilidad sin la ayuda de un buen psicólogo es practicamente imposible. Por este motivo, no la considero recomendable, sino imprescindible. Renunciar a esta posibilidad cuando todos los recursos son necesarios puede ser prescindir de un auténtico salvavidas. Resignarse, con la convicción de que nadie podrá ayudarte, no merece la pena.
He sido tratado por dos psicólogas en mi vida, y, la última, particularmente, me cambió la vida. Es una forma de hablar, porque lógicamente tu vida sólo la puedes cambiar tú. Seis años de psicoterapia en la que el punto de partida era el de una persona que sufre. Cuando el deterioro de la salud ha llegado a un extremo aparentemente sin retorno, se necesita de una ayuda profesional muy eficiente para llegar a recuperarse.

Siempre he pensado que, tras el sufrimiento, siempre se esconde algún motivo. Uno principal y muchos secundarios, algunos propios y otros circunstanciales, algunos sin solución aparente y muchos emocionalmente difíciles afrontar.

Aparentemente pequeños problemas pueden convertirse en graves problemas, dificultades insalvables para algunos, pueden parecer ridículas para otros. Todo se complica cuando uno ni siquiera sabe qué es lo que le hace sufrir. En este punto es necesario parar y tomarse un tiempo para despejar la confusión. Esto es exactamente lo que tuve que hacer, hace ya más de cinco años.

Un buen psicólogo, entre otras muchas cosas, es aquel capaz de lograr que, finalmente, seas capaz de ayudarte a ti mismo. No es una labor nada fácil, cuando los recursos personales de cada uno de nosotros son insuficientes, especialmente en las circunstancias más extremas o de mayor sufrimiento.
Una de las mayores fortunas de mi vida, fue encontrar la psicóloga que hizo posible todas estas líneas y el bienestar necesario para poder escribirlas. Sentirse dueño de la propia vida es una sensación desconocida para quien sufre los síntomas del trastorno bipolar en primera persona. Es una sensación tan agradable como la sensación de serenidad, alcanzables sólo cuando uno se reencuentra con el bienestar psicológico.

13 comentarios:

  1. Enhorabuena!!. Diste con el terapeuta adecuado. Personalmente probé primero con la sicoterapia, pero no logré gran cosa con ella. Lo que más me gustó fueron algunas sesiones de terapia de grupo que me ayudó a relativizar "mi mal", frente al de otras personas. Paralelamente hice otras actividades, entre ellas el yoga.El maestro es terapeuta también y me ayudó muy mucho, sobre todo a recuperar una autoestima fuertemente lacerada. La sicoterapia la encuentro muy recomendable, pero dar con el terapeuta adecuado no me parece tan fácil. Es por ello por lo que me parece que has sido afortunado, porque esas dos últimas palabras con las que terminas son toda una bendición en uno: "bienestar psicológico".
    Y qué bien se está cuando se está bien. Tan bien, tan bien que uno no puede por menos que querer seguir estando bien. ¿Seguimos pues?

    ResponderEliminar
  2. Sí, Theoros, creo que tuve muchísima suerte con mi psicóloga porque la considero una persona excepcional en todos los sentidos.Si todavía crees que la psicoterapia te puede ayudar, yo no dejaría de intentarlo. En realidad, no se necesita demasiado tiempo para intuir si un psicólogo te puede ayudar o no. Yo también tuve muchos problemas con mi autoestima, y, aunque nunca he practicado el yoga, estoy seguro que es muy recomendable para todo aquel diagnosticado con trastorno bipolar. Todo lo que ayude a relajarnos, eliminar tensiones y reducir la ansiedad, bienvenido sea :) Y, sí, de eso se trata: DE SEGUIR BIEN :))

    ResponderEliminar
  3. Hola, he de reconocer que ser bipolar 2 es algo dificil de explicar. Di con tu blog por mera casualidad, a veces quiero pensar que el diagnostico de mi médico fue arbitrario ya que estuve dos años sin medicamento y obviamente sin saber el diagnostico real durante diez. No sé si es el médico que quiere que yo sea bipolar o yo soy quien finalmente al saber el diagnostico no lo acepto. Sin embargo, me sorprende y a la vez me emociono puesto que esos vaivenes entre antidepresivos y antipsicoticos ya cobran sentido. Por mi adicción a las biografias, sé quienes han sido bipolares, me encanta leer y la filosofía, adoro hacer música, el bendito IQ superior al normal ya tiene un sentido más loquezco que de genia... somos mentes brillantes, !claro que si! Pero odio esta cadena miedo-ansiedad-alegría-tristeza-llanto... He visitado a cuatro psicologos, por un lado el psiquiatra no quiere hacer la psicoterapia y a la vez de recetar los medicamentos. Dice que él sólo puede recetarlos y que el psicologo debe encargarse de lo demás. Hago ejercicio

    ResponderEliminar
  4. Yo no estoy tan seguro de que seamos mentes brillantes, pero sí creo que tenemos algunas capacidades que podemos potenciar mucho si somos capaces de descubrirlas. Lo que no entiendo, Flo,es tu comentario respecto a tu psicólogo y psiquiatra. Los psicólogos no pueden pautar un tratamiento, pero sí hay psiquiatras que pueden y ofrecen psicoterapia. Pero estoy de acuerdo con el dicho de que "cuatro ojos ven más que dos" :)

    ResponderEliminar
  5. Solía creer, como Flo, que tenía alguna capacidad superior a la media, habilidades en ciertos campos, etc. Ahora ya entiendo que no era sino fruto de una manía infantil acompañada de cierta capacidad, que se acabó con las épocas de mis primeras depresiones. Me volvi totalmente inactiva, y claro, las habilidades se perdieron. Sé que cuando vuelvo a pensar que tengo habilidades superiores, no es sino hipomanía bipolar.

    Yo también soy una adicta a las biografías, y aunque en otro tiempo lo hacía para compararme con genios, últimamente la razón parece ser que busco esperanza y guía respecto al manejo de la bipolaridad. Si los grandes bipolares de la historia no se trataron y lidiaron con el problema por sus propios medios -y aún personas que "no eran grandes"-, ¿por qué uno no puede?

    A propósito de la psicoterapia, expreso mis dudas respecto a eso, aunque es más que obvio que por estos lares no se me recomendará otra cosa diferente de medicarse y acudir al sicólogo. La razón es que además de un poquito bipolar, soy terriblemente débil, perezosa e inactiva. Me cuesta hacer algo por mi vida, incluso por mi salud. Nunca he trabajado. Casi nunca he respondido en nada por mí misma, y cuando lo he hecho me descuido al poco tiempo.

    Por eso, pienso que el problema es no ser luchadora. Si adoptara una actitud de lucha, encontraría una disciplina de vida, me haría a un horario de sueño, me obstinaría en pensar positivo luchando contra lo que ya sé que me hace mal, y listo. Creo que eso no tiene nada que ver con la bipolaridad.

    Es la máxima manifestación de debilidad necesitar de sicólogo (ni qué decir de los medicamentos), si las personas probablemente bipolares de mi familia salieron adelante sin ni siquiera un diagnóstico. (Por eso nunca hablo de bipolaridad con la familia; todos sabemos que el problema es mi falta de responsabilidad, de compromiso)

    No poder lidiar con esto sola puede ser otra fuente de depresión ¿Cómo otros bipolares en situaciones peores sí lo hacen, aún sin diagnóstico y sin conocer nada de bp?. Sería un gran reto, una cosa de la que uno pudiera enorgullecerse en el futuro eso de manejar la cosa uno solo. La sicología nunca dice nada nuevo, solo da palmaditas en el hombro y da la sensación de que uno ya está en el camino de la recuperación.

    Aunque por otro lado, tanta confusión en la cabeza no sé como se resuelve, necesitaría una guía. Creo que es porque me la paso pensando en mis problemas, y a veces me obsesiono con que soy bipolar y debo recibir ayuda -pero no hago nada para obtenerla. ¿No sería mejor método olvidarse de todo, no pensar tanto en uno, y concentrarse en actividades, en el estudio, encontrar un trabajo cualquiera y concentrarse en él, así estés girando como un corcho en un remolino?

    A lo mejor así es que se encuentra uno en el mundo, sin buscar tanto, sin desesperarse. ¿O antes será siendo consciente? Pero pensar hasta el cansancio es extenueante, quema neuronas y no llega uno a conclusiones...pero es necesario conocerse... pero ésto puede hacerse con tranquilidad, sin pensar en uno...................... (¡?¡?¡?)

    ResponderEliminar
  6. Ad. Disculpas por la extensión del comentario anterior. A veces dudo de si soy bipolar o soy nada más una mujer amargada y depresiva, pero cosas como éstas inclinan la balanza por la bp.

    ResponderEliminar
  7. Me sorprenden muchas cosas de tu comentario, algunas las he oído ya tantas veces que me resultan hasta "familiares". Leyendo tu comentario, no queda ninguna duda de que tienes mucha capacidad, y no sé porqué piensas que eso es un síntoma de una enfermedad. Conoces tus debilidades y eres muy consciente de lo que te vendría muy bien hacer para encontrarte mejor y no haces.
    Tu comentario respecto a los "psi" también es muy curioso, y hace tiempo pensé en escribir sobre él. Identificas debilidad con sufrimiento emocional, y se me ocurre una docena de adjetivos o razones para acabar en un "Psi" que nada tienen que ver con la debilidad. ¿Y la palmada en el hombro? Creo sinceramente que no has tenido un buen psicólogo (si has acudido a a alguno) si has llegado a una conclución tan reduccionista.
    Ser consciente y no pensar tanto en uno mismo, ya tienes dos caballos ganadores que puedes empezar a montar cuando quieras.
    Y si escribir un comentario largo también es síntoma de trastorno bipolar, tengo que ir pidiendo consulta con mi psiquiatra. Creo que con éste, me he extendido más de lo habitual :)

    ResponderEliminar
  8. Gracias por la respuesta.

    Digo que un diagnóstico de enfermedad mental es por lo general una palmada en el hombro: "Usted no es así por su responsabilidad, usted es así por una sustancia en su cerebro" o "porque está enfermo"."No depende totalmente de su voluntad"... "Es que usted necesitaba de un sicólogo y unos medicamentos para mejorar su vida, por eso no había podido salir del embrollo hasta ahora".

    Cuando digo todo eso intuyo que se me escapa algo.

    Intentaré con nuevo psicólogo que me cubre la seguridad social, y si no me gusta regresaré donde mi sicóloga anterior: Es cierto que estuve con ella menos de un año.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para mi un diagnóstico de enfermedad mental es una forma de clasificación. Creo que al hacer todos los comentarios que has hecho, lo único que se te escapa es la cuestión biológica del asunto. Nuestra biología nos puede predisponer a padecer ciertas enfermedades, de hecho, así es lo queramos o no. Los síntomas no dependen de nuestra voluntad porque, si lo hicieran, no los hubiéramos sufrido o sufriríamos nunca más. Todo el trabajo que hagas con un buen psicólogo te vendrá genial, ya verás :)

      Eliminar
  9. Llegue aqui por casualidad, recientemente he sido diagnosticada con TB y aun estoy lo estoy procesando, este apartado me llamo la atencion,porque mi terapia ha sido realmente productiva para entender que me habia pasado durante muchos anos, y como y porque estoy aqui, con una linda familia, con muchos planes futuros y con expectativas razonables sobre el curso de mi condicion. Pienso que todos nosotros como escuche de alguien, "somos pequenos grandes heroes", porque hemos sobrevivido a esto: a veces solos, a veces acompanados pero en soledad, a veces apoyados por nuestras familias y otras veces malinterpretados por los que nos rodean.

    Ha sido realmente dificil para mi, pues ahora estoy del otros lado, tengo condicion bipolar, pero tambien soy psicologa clinica. Entonces quiero entender las aristas desde estas dos perspectivas. Es un poco paradojico pero asi es.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si eres psicóloga, ya tienes el trabajo más importante de tu vida. Entender lo que te pasa y porqué te pasa. Ten en cuenta que encontrar respuestas no debe ser muy fácil a juzgar por la situación de la mayoría de las personas que sufren trastorno bipolar. Este blog simplemente trata de dejar constancia de "mis respuestas". Ójala tú también lo logres :)

      Eliminar
  10. No es la situación la que provoca las consecuencias, sino nuestro propio pensamiento, según pensemos con la imaginación (positiva o negativa) o con la inteligencia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Demasiado espeso para mi inteligencia o mi imaginación. Lo siento, no sé qué contestar a semejante trabalenguas :)

      Eliminar